Go to Top

Videovigilancia

adaptación Lopd Sevilla

Es un hecho que salta a la vista la generalización en los últimos años del uso de la videovigilancia tanto en las empresas como a nivel particular.

Ya sea con el fin de vigilar los accesos, de garantizar la seguridad de las instalaciones o de controlar a los empleados, el caso es que cámaras cada vez más precisas, diminutas y en algunos casos disimuladas, proliferan y se reproducen provocando muchas veces inquietud en el ciudadano, que se siente vigilado.

Nuestro servicio de legalización de un sistema de videovigilancia incluye:

  • Inscripción del fichero de videovigilancia.
  • Entrega de carteles informativos de la existencia de videocámaras.
  • Redacción de Contratos para el tratamiento de datos de videovigilancia por terceros.
  • Redacción de hojas informativas sobre videovigilancia y derechos ARCO
  • Redacción del aviso legal para trabajadores sobre las zonas videovigiladas.
  • Redacción de las funciones de trabajadores con acceso a imágenes.
  • Entrega de cuestiones sobre Protección de Datos adaptada a videovigilancia.
  • Entrega de normativa vigente sobre sistemas de videovigilancia.
Si te estas planteando o ya estás usando sistemas de videovigilancia en tu negocio, debes conocer los requisitos e implicaciones legales:

Consideración previa

Ante todo hay que aclarar que según la ley sólo se considerará admisible la instalación de cámaras o videocámaras cuando la finalidad de vigilancia no pueda obtenerse mediante otros medios que, sin exigir esfuerzos desproporcionados, resulten menos intrusivos para la intimidad de las personas y para su derecho a la protección de datos de carácter personal. Por lo tanto habremos de ponderar las necesidades de seguridad, sus costes y la posibilidad de utilizar otros recursos.

Aspectos a tener en cuenta

  1. Inscripción del fichero. La primera cuestión a tener clara es si se trata de un sistema que graba o no las imágenes captadas. En el caso de que se mantenga el registro (durante el plazo máximo durante un mes) estaremos ante un fichero de datos personales y por descontado, la creación de un fichero de videovigilancia exige su previa notificación a la AEPD, para la inscripción en su Registro General.
  2. Instalación. Toda instalación deberá respetar el principio de proporcionalidad, lo que en definitiva supone prevenir interferencias injustificadas en los derechos y libertades fundamentales. Es decir, que debemos asegurarnos que el área de cobertura de las cámaras no vaya más allá de las instalaciones a proteger o vigilar, sin filmar zonas públicas salvo que resulte imprescindible.
  3. Información. Como siempre uno de los aspectos más importantes de cualquier asunto relacionado con la LOPD. Todo responsable de un sistema de videovigilancia deberá colocar, en las zonas videovigiladas, al menos un distintivo informativo ubicado en lugar suficientemente visible, tanto en espacios abiertos como cerrados, y por otro lado deberá tener a disposición de los/las interesados/as impresos en los que se detalle la información acerca de sus derechos y la identidad del responsable del fichero ante quien ejercerlos.
  4. Seguridad y secreto. El responsable deberá adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado. Asimismo cualquier persona que por razón del ejercicio de sus funciones tenga acceso a los datos deberá de observar la debida reserva, confidencialidad y sigilo en relación con las mismas. El responsable deberá informar a las personas con acceso a los datos de su deber de secreto.
  5. Empresa externa. En el caso de que la videovigilancia vaya a ser subcontratada con un empresa de seguridad, además de asegurarnos de que sea una empresa legalmente autorizada para realizar tal actividad, hay que tener en cuenta que al disponer de acceso a los datos de carácter personal de los que somos responsables, se convertirá en un encargado del tratamiento con el que deberemos firmar el correspondiente contrato de tratamiento.

Sanción más común

Debemos saber que la vulneración de las normas de protección de datos que hacen referencia a la videovigilancia es uno de los motivos más frecuentes de denuncia de los afectados y sanción por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD), que suele ser de entre 900 y 1.200 euros la primera ocasión, pero que en caso de reincidencia puede llegar a los 60.000 euros.

¡No cumples la ley con un cartel sólo!

Solicitar presupuesto


Adaptación LOPD Sevilla | Adaptación, Auditoría y Mantenimiento Lopd | Videovigilancia | Colectivos | Backup remoto | Marca blanca